Planificación familiar (Parte 1): Métodos hormonales

Planificación familiar (Parte 1): Métodos hormonales

El motivo de esta serie de artículos es informarte sobre las diferentes opciones que como usuaria tienes a fin de poder decidir el número de hijos que deseas tener y cuál es el mejor momento para ti. De ninguna manera se pretende sustituir la consulta con tu ginecólogo que te ayudará a evaluar tus riesgos personales y el mejor método para tu persona.

Métodos hormonales

El principio básico de todos los métodos hormonales independientemente de su vía de administración es el de evitar la ovulación inhibiendo el aumento de las hormonas hipotalámicas responsables del crecimiento y desarrollo del óvulo. La mayoría de los hormonales contienen un estrógeno y un progestágeno natural o sintético en diferentes dosis, estos se denominan hormonales combinados y están contraindicados durante la lactancia materna. Sin embargo existen algunos hormonales que sólo contienen un progestágeno con los cuales una mujer que acaba de tener a su bebe puede planificar sin afectar la lactancia.   A continuación te decimos cuales son las presentaciones más comunes.

Pastillas

Existen pastillas con hormonales combinados y sólo de progestágeno en diferentes dosis y algunas con beneficios adicionales a la anticoncepción. Es un método muy seguro y en general puede ser usado por cualquier mujer sana. Debe tomarse una pastilla al día y en caso de olvido de la misma hay un aumento en el riesgo de embarazo.

Inyecciones

Igualmente las hay con hormonales combinados y sólo de progestágeno. Las primeras se aplican mensualmente y el retorno a la fertilidad una vez que dejan de aplicarse es rápido, en cambio las segundas se aplican cada 2 o 3 meses dependiendo de la presentación, hay mayor número de irregularidades menstruales y el retorno a la fertilidad puede durar varios meses después de suspenderlas. Ambos tipos de inyecciones son muy seguras y tienen la ventaja de ser un método muy discreto y con baja posibilidad de olvidos.

Parches

Consiste en la aplicación semanal de un parche que libera hormonales combinados de la misma manera que las pastillas pero con mucho menor riesgo de olvido. Es un método muy seguro y cómodo aunque tienen la desventaja de no ser tan discreto como otros sistemas.

Implante

Se trata de un pequeño tubo plástico de menos de 5 mm de diámetro, el cual coloca el médico en el brazo no dominante de la paciente y de esta manera libera un progestágeno de manera continua durante 3 años. Es un método muy seguro y práctico, ya que una vez colocado la usuaria no requiere llevar seguimientos posteriores, además de que se puede usar durante la lactancia. Es importante comentarle a la usuaria que muy probablemente pudiera tener ausencia de la menstruación durante el uso del mismo, pero esto no es dañino para su salud.

Anillo vaginal

Se trata de un anillo de plástico flexible que libera hormonales combinados de manera continua. Este se coloca en el fondo de la vagina durante 3 semanas y se descansa una semana durante la cual se presentará la menstruación. Es discreto y cómodo ya que ni la mujer ni su pareja lo sienten, aunque se debe tener precaución de que no se salga sin que nos percatemos.   Si quieres más informes sobre estos métodos acude con tu ginecólogo que podrá informarte más al respecto. Además te recomendamos leer la segunda parte de nuestro artículo.
Dra. Fátima Guzmán

Author Info

Dra. Fátima