Parto en agua ¿En dónde?

Parto en agua ¿En dónde?

Tener un parto en agua no requiere instalaciones médicas sofisticas ni difíciles de conseguir. De hecho muchas mujeres optan por realizar un parto en agua en la comodidad de su casa mientras otras prefieren la seguridad de un hospital. Cualquiera que sea tu elección es importante que conozcas las opciones que tienes y cuáles son los requerimientos mínimos de este tipo de parto.   Instalaciones Sólo hay 2 indispensables: contar con una tina y agua caliente. Existen tinas especiales para el parto que pueden contar con argollas, antiderrapante, superficies acojinadas entre otros accesorios que pueden ayudar a la madre a tomar posturas verticales de manera más cómoda y segura, sin embargo no es necesario tener acceso a este tipo de tinas para tener un parto en casa. El uso de tinas inflables es muy práctico y económico, sólo será necesario escoger el tamaño adecuado, con un grosor del plástico que soporte agua caliente  y tomar en cuenta el tiempo que puede llevar inflarla. Así mismo, algunas mujeres que cuentan en casa con tina de baño, jacuzzi o alberca pueden optar por hacer uso de la misma.   El agua que se emplea en este tipo de partos es agua corriente de la llave, no es necesario ningún proceso de purificación especial, únicamente contar con cisternas y tinacos limpios. Puede ser calentada en boiler, estufa o con calentadores eléctricos ya que antes de la inmersión de la madre se debe corroborar que está a una temperatura cercana a los 37°C a preferencia de la mujer.   Otras cuestiones que se deben vigilar es que el cuarto tenga una temperatura adecuada para la madre y el bebé, apagar aire acondicionado y ventiladores, cerrar ventanas para evitar corrientes de aire externas y en caso necesario hace uso de calefactor. La habitación además puede contar con argollas y/o rebozos colgados del techo para brindar apoyo a la mujer, una adecuada iluminación, música ambiental y demás accesorios para confortar a la futura madre.   Hospitales   Si bien el parto en casa es posible no todas las mujeres son candidatas o desean el nacimiento en sus hogares. Para algunas mujeres es importante contar con la seguridad del hospital en caso de que se presentaran complicaciones.   Una de las ventajas de tener un parto en agua en hospital es que los padres ya no tienen que preocuparse por adaptar su hogar ya que hay hospitales que están completamente adaptados para este tipo de parto. En Guadalajara contamos con dos excelentes opciones para este tipo de nacimientos.   El Hospital de Nuestra Señora de Medugorie cuenta con un área de parto en agua totalmente adaptada en donde la madre puede descansar, meditar, hacer sus ejercicios de psicoprofilaxis, estar en compañía de sus familiares. Además el hospital cuenta con quirófano y cuneros en caso de ser necesario.  

El Hospital México Americano es otra excelente opción ya que es un hospital certificado, con un área de psicoprofilaxis totalmente cómoda, moderna y equipada, que además cuanta con quirófano, cuneros,  terapia intensiva de adultos y neonatal en caso de complicaciones.

Además hay otros hospitales que aunque no cuentan con un área física destinada exclusivamente a parto en agua, permiten a la embarazada meter una tina a la habitación para ser atendido el parto, sólo es cuestión de hablar directamente en el hospital de tu preferencia y preguntar qué tan factible es.

Como puedes ver, tener un parto en agua no es tan complicado, sólo es cuestión que elijas la opción que mejor se acomode a tu plan de parto y elegir al personal adecuado que te acompañará y vigilará que todo esté en orden. Recuerda que en Nacer Humano la doctora Fátima Guzmán cuenta con la certificación de Waterbirth International como provedora de parto en agua además de un equipo de profesionales muy bien capacitados para atender este tipo de partos que son totalmente naturales y respetuosos.

Author Info

Dra. Fátima