Planificación familiar (Parte 2): Métodos naturales y  dispositivos intrauterinos

Planificación familiar (Parte 2): Métodos naturales y dispositivos intrauterinos

El motivo de esta serie de artículos es informarte sobre las diferentes opciones que como usuaria tienes a fin de poder decidir el número de hijos que deseas tener y cuál es el mejor momento para ti. De ninguna manera se pretende sustituir la consulta con tu ginecólogo que te ayudará a evaluar tus riesgos personales y el mejor método para tu persona.   Métodos naturales Este tipo de métodos se basan en el conocimiento que la mujer pueda tener sobre su propio cuerpo y de esta manera identificar los días fértiles a fin de evitar las relaciones sexuales o usar métodos de barrera para prevenir un embarazo. El óvulo tiene una vida aproximada de 48 horas dentro de las cuales puede ocurrir la fecundación, si en ese lapso no hay espermatozoides no habrá embarazo. Por lo general la ovulación (salida del óvulo del ovario) ocurre a la mitad de un ciclo de 28 días, pero en mujeres con ciclos irregulares es más variable, por eso los métodos naturales no son seguros en esas personas.   El más común es el calendario que se basa únicamente en cálculos matemáticos, pero también está el método Billings en el cual los cambios en el moco cervical indican los días fértiles de la mujer. Además de estos procedimientos gratuitos existen algunos aparatos e incluso pruebas en orina y sangre que te ayudan a identificar estos días.   La tasa de embarazos dependerá de que tanto dominio tenga la mujer en alguna de estas técnicas e identifique exitosamente sus días fértiles. Sin embargo son los menos confiables y requieren de mucha disciplina, por lo que no se recomienda en aquellas mujeres que pudieran tener un riesgo obstétrico muy elevado en caso de embarazo.   Dispositivo intrauterino (DIU T de cobre) Se trata de una T de plástico de unos 4 cm, recubierta parcialmente de cobre, la cual se coloca dentro del útero creando un medio adverso para la movilidad de los espermatozoides, los cuales pierden la capacidad de ascender hasta las trompas de Falopio y de esta manera no se produce la fecundación. Ese es su principal mecanismo de acción, sin embargo también ocurre que en caso de haber fecundación el embrión no llega a implantarse. Se puede colocar posterior a un parto, aborto o cesárea pero se debe revisar al cumplir la cuarentena, ya que en este lapso de tiempo el útero no tiene su tamaño original por lo que puede ser que se salga el DIU. La colocación durante la menstruación es más segura y es menos probable que se mueva.   Se trata de un método muy seguro, pero debe revisarse periódicamente para ver que no se mueva o se salga sin que la paciente lo note y entonces pueda quedar embarazada. Es cómodo ya que no lo siente la paciente ni su pareja, tiene una duración de 5 años, es económico  y al retirarlo la paciente puede quedar embarazada inmediatamente. Sin embargo, algunas mujeres pueden sufrir aumento en la cantidad de sangrado menstrual o en los cólicos, en esos casos es mejor buscar otras opciones.   Dispositivo endoceptivo (DIU Mirena) Es una T de plástico de unos 4 cm, que contiene un sistema de liberación continua de levonorgestrel (un progestágeno). Esta sustancia provoca que el moco cervical tenga un espesor imposible de traspasar para los espermatozoides y que el endometrio no crezca de tal forma que también sea imposible la implantación; además bloquea la ovulación por lo que es como si tuvieras 2 métodos en uno. Es frecuente que la cantidad de sangrado menstrual disminuya o incluso desaparezca por algunos meses, pero esto no es dañino para la mujer. Tiene una duración de 5 años, y como tiene un costo mayor que el DIU T de cobre, se recomienda su colocación durante la menstruación para evitar que se salga.   Si quieres más informes sobre estos métodos acude con tu ginecólogo que podrá informarte más al respecto. Además te recomendamos leer la tercera parte de nuestro artículo.   Dra. Fátima Guzmán

Author Info

Dra. Fátima