Planificación familiar (Parte 3): Métodos de barrera y definitivos

Planificación familiar (Parte 3): Métodos de barrera y definitivos

El motivo de esta serie de artículos es informarte sobre las diferentes opciones que como usuaria tienes a fin de poder decidir el número de hijos que deseas tener y cuál es el mejor momento para ti. De ninguna manera se pretende sustituir la consulta con tu ginecólogo que te ayudará a evaluar tus riesgos personales y el mejor método para tu persona.   Preservativo Se trata de una cubierta de látex que se coloca sobre el pene antes de que tenga contacto con la vagina y de esta forma los espermatozoides no lleguen a fecundar el óvulo. Es importante recordar que para que su uso sea eficiente debe usarse en todas y cada una de las ocasiones en que se tenga penetración ya que se ha encontrado presencia de espermatozoides en el líquido pre-eyaculatorio y puede haber embarazos si se coloca posteriormente. Un mal manejo o un almacenamiento deficiente pueden provocar que el condón se dañe, incluso inadvertidamente, provocando un embarazo no deseado. Tiene la ventaja de que protege contra infecciones de transmisión sexual por lo que es un buen método en el caso de las relaciones sexuales ocasiones, aunque a parejas estables se les recomienda usar métodos con mayor efectividad.   Condón femenino Consiste en una delgada funda de poliuretano que se ajusta a las paredes de la vagina y se puede llevar puesto hasta 8 horas. Tiene 2 anillos de plástico flexibles, uno de los cuales se coloca al fondo de la vagina y el otro recubriendo los genitales femeninos externos por lo cual también evita infecciones de transmisión sexual. Este método permite a la mujer ser responsable de su uso, ya que el preservativo masculino depende de que el hombre desee usarlo. Es más resistente aunque también más caro que el condón masculino, y por desgracia no goza de la misma distribución por lo que conseguirlo puede ser más difícil.   Otros métodos de barrera El uso de diafragmas, capuchones cervicales y esponjas, es muy limitado en México ya que estos no se comercializan en nuestro país. Su uso requiere asesoría con un ginecólogo que tomará la medida adecuada que se debe usar y explicará a la usuaria su correcta aplicación. Otros métodos de barrera son los espermicidas que podemos encontrar en forma de gel, crema u óvulos y de acuerdo a la presentación es el tiempo de espera entre su colocación y el inicio de las relaciones sexuales, para lo cual es indispensable leer las indicaciones. Su efectividad al usarse sólo es muy limitada por lo que se recomienda su uso en combinación con otros métodos como el condón masculino y el femenino.   Vasectomía Se trata de un método irreversible o definitivo y consiste en el corte y ligadura de los conductos deferentes, que es la estructura masculina que conecta los testículos con las vesículas seminales. Al respetarse los vasos sanguíneos y nervios la función testicular no se afecta y el hombre seguirá produciendo sus hormonas sexuales en la misma cantidad que antes, por lo que su deseo y potencia sexual no se afecta. Así mismo, al ser un corte cercano a los testículos, el semen seguirá produciéndose en igual cantidad pero no contendrá espermatozoides, por lo que la eyaculación seguirá con las mismas características que antes de la cirugía. Actualmente las técnicas quirúrgicas están tan aventajadas que este procedimiento se puede realizar en el consultorio con una técnica llamada vasectomía sin bisturí y la recuperación es muy rápida.   Se trata de un método muy seguro, pero tiene el inconveniente de no ser inmediato. Posterior a la cirugía el paciente deberá esperar 30 eyaculaciones o 3 meses para realizarse un estudio de semen y una vez que éste reporte ausencia total de espermatozoides (azoospermia), el médico podrá dar de alta al paciente con la seguridad que no podrá embarazar a su pareja, mientras eso ocurre se deberá usar otro método anticonceptivo.   Obstrucción tubaria bilateral (OTB) También conocida como salpingoclasia, es el corte y ligadura de las trompas de Falopio que es la estructura que une los ovarios con la matriz. Normalmente este es el sitio donde se lleva a cabo la fecundación, pero al haber una obstrucción esta no ocurrirá evitando así el embarazo. Se trata de una cirugía que se puede realizar inmediatamente después de un parto, durante la misma cesárea o en cualquier otro momento en el que la mujer no esté embarazada y de acuerdo a eso será la vía de abordaje (por debajo del ombligo, por encima del pubis o vía laparoscópica). La recuperación se lleva a cabo en aproximadamente 7 días y a partir de ese momento la mujer se encuentra protegida contra el embarazo. Al tratarse de un método definitivo es importante que la paciente no desee tener más hijos, ya que sí existen cirugías y métodos para concebir posterior a una OTB, pero estos son caros y no garantizan que se logre el embarazo.   Si quieres más informes sobre estos métodos puedes acudir con tu ginecólogoquien con gusto te orientará sobre cualquiera de los métodos de tu elección.   Dra. Fátima Guzmán

Author Info

Dra. Fátima